Primeros pasos en WordPress. Los ajustes iniciales más importantes.

Ajustes iniciales de WordPress foto destacada
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Una vez instalado el CMS en tu hosting, es recomendable dar una serie de primeros pasos en WordPress antes de empezar a diseñar el aspecto visual o añadir contenido para tu blog.

Es importante hacerlo al principio.

Por una parte, porque te será más fácil y rápido, y por otra, porque una vez creadas páginas y entradas será más difícil implementar ciertos cambios o revertir ciertos errores.

Lo puedes tomar como una checklist.

Apuntalo en un papel y hazlo siempre. Esta configuración inicial de WordPress será una actividad mecánica y no te llevará ningún esfuerzo una vez lo tengas todo claro.

¿Te vienes?

Configuración de los ajustes de WordPress

Lo primero que debes hacer es familiarizarte un poco con la interfaz del panel de administración de WordPress.

Para navegar entre las distintas opciones nos vamos a ayudar de la barra de herramientas situada a la izquierda de la pantalla, desde la que puedes acceder a todas las secciones administrables de la web.

Empieza por configurar los ajustes más básicos. Cómo es el título de la web, opciones de lectura y escritura, administración de comentarios, etc.

Ajustes iniciales de WordPress opciones generales

Ajustes generales

Para acceder a ellos debes pulsar la opción de la barra lateral izquierda Ajustes -> Generales.

En ella encontrarás los siguientes campos, que puedes editar:

  • Título del sitio: como su nombre indica, el título de tu página web. Este título es una opción global, y por defecto aparece en las pestañas de tu navegador donde tengas abiertas las páginas. Debes escribir uno.
  • Descripción corta: otro campo global, donde puedes explicar en pocas palabras de qué va tu web. Este campo es opcional.
  • Dirección de WordPress (URL) y dirección del sitio (URL): con toda probabilidad no vas a tocar estos campos, salvo que quieras poner o quitar las www antes del dominio o que la página de inicio sea distinta a la del directorio de la instalación de WordPress.
  • Dirección de correo electrónico: el email aquí indicado es el que WordPress usará con propósito administrativo, por lo que debe ser una dirección tuya y sobre la que tengas el control.
  • Miembros: puedes permitir o no que cualquier persona se pueda registrar. Por defecto te recomiendo que lo dejes desactivado.
  • Perfil predeterminado para nuevos usuarios: en caso de que permitas a terceros usuarios registrarse, ¿qué rol van a tener? Aquí puedes configurarlo. Te recomiendo que sea “suscriptor”, ya que es el perfil con menos permisos.
  • Idioma del sitio: configura el idioma principal de tu sitio web. En caso de que tu web sea multiidioma, debes instalar un plugin que permita esa funcionalidad.
  • Zona horaria: como su nombre indica, selecciona la zona horaria de tu web. En mi caso será UTC+1 (horario de invierno) o UTC+2 (horario de verano).
  • Formato de fecha y formato de hora: adapta la manera en que se mostrará la fecha y la hora. Mi recomendación es día/mes/año, hora:minutos [AM].
  • La semana comienza el: por norma general nuestro calendario empieza el lunes. Si en el país donde estás empieza otro día, lo puedes seleccionar aquí.

Ajustes de escritura

Si tienes un blog y vas a escribir entradas que aporten valor a tus lectores, debes pasar unos segundos en esta opción para realizar una configuración básica.

Realmente de todo lo que ves, solo te recomendaría tocar una opción: la categoría predeterminada para las entradas.

Como te explicaba en otro artículo, crea al menos una categoría en WordPress, borra la “sin-categoría” que viene por defecto en la instalación y selecciona la categoría predeterminada para tus posts.

Es cierto que cuando escribes una entrada del blog tienes una opción para poner a mano la categoría que quieres, pero ¿para qué vas a estar pensando siempre en seleccionar una si puedes indicarla por defecto?

Ajustes de lectura

Aquí tienes varias opciones interesantes, que configuran la manera de ver la página web y las entradas del blog:

  • Tu portada muestra: con esta opción puedes elegir si la portada es una página estática o, por el contrario, es simplemente una lista de artículos del blog. Mi recomendación es que selecciones una página de inicio diseñada con las secciones más optimizadas a tus necesidades e indiques también la página de la que colgarán los artículos del blog.
  • Número máximo de entradas a mostrar en el sitio y número máximo de entradas a mostrar en el feed: puedes configurar el número que quieras, pero yo dejaría las 10 que vienen por defecto.
  • Para cada entrada en el feed mostrar: te recomiendo seleccionar «resumen». De esta manera evitas que algunos crawlers (o rastreadores, robots automáticos que analizan las webs) te copien los artículos completos y los publiquen como si fueran suyos (técnica conocida como scrapping).
  • Visibilidad en los motores de búsqueda: si marcas esta opción, teóricamente le indicarás a los motores de búsqueda como Google que no indexen tu página y, por lo tanto, no la muestren en los resultados de búsqueda. Puede ser una buena opción si la web está aún en fase de diseño.

Ajustes de comentarios

Una decisión importante que debes meditar es si vas a aceptar comentarios en las entradas del blog. Mi recomendación es que por defecto los usuarios puedan comentar, y a nivel de artículo concreto ya lo desactivarás cuando no te interese.

  • Ajustes por defecto de las entradas: permite comentarios en los nuevos artículos y deshabilita tanto los avisos a los sitios enlazados como la posibilidad de pingbacks y trackbacks.
  • Para que un comentario aparezca: puedes configurar la posibilidad de moderar los comentarios antes de ser publicados.

El resto de opciones son de menor importancia, por lo que las puedes configurar a tu gusto o dejar marcadas las que vienen por defecto y comprobar su comportamiento. Si alguna no te convence la podrás cambiar más adelante.

Ajustes de medios

En esta opción puedes configurar el comportamiento de una imagen subida a tu WordPress.

Mi recomendación es dejar las opciones de dimensiones de las miniaturas igual y desmarcar la opción de “Organizar mis archivos subidos en carpetas basadas en mes y año”.

Con esta opción desactivada será mucho más fácil toda futura migración de archivos, pues las imágenes se almacenarán en la misma carpeta y no en múltiples organizadas por mes y año.

Ajustes de los enlaces permanentes

Un enlace permanente en WordPress es la dirección web o URL asignada a cada una de las páginas, entradas, archivos, etiquetas, categorías, etc. de tu web.

Dicho de manera simple, es el conjunto de palabras que aparecen en la barra de tu navegador, que identifican de manera única un sitio concreto de tu web y que no deben cambiar nunca.

Para saber más cómo configurar los enlaces permanentes en WordPress, te dejo el artículo donde hablo de manera extensa sobre ellos.

Esta opción es muy importante, no la pases por alto.

Ajustes de privacidad

Desde la entrada en vigor del RGPD, WordPress incorpora una opción para indicar directamente cual es tu página de política de privacidad.

Si no tienes ninguna, la podrás crear desde aquí, incluyendo por defecto ayudas y sugerencias para tu política de privacidad.

Sin embargo, es tu responsabilidad usar estos recursos correctamente, ofreciendo la información que requiera tu política de privacidad, y manteniendo esa información actualizada y precisa.

Borra los temas de WordPress por defecto

La instalación por defecto de WordPress trae consigo una serie de temas oficiales de serie, los desarrollados por el propio equipo de WordPress.  

Por ejemplo, el Twenty Nineteen, Twenty Seventeen, Twenty Fifteen… desde 3 hasta 6 me he encontrado yo en algunas instalaciones mediante instaladores automáticos.

Mi recomendación es que los borres, porque es muy probable que instales y actives otro tema diferente a estos, como por ejemplo Generate Press.

Pero aun utilizando alguno de ellos, ¿para que quieres tener otros instalados?

Bórralos, no te van a aportar nada.

Ajustes iniciales de WordPress borrar temas por defecto

Borra el contenido por defecto (entradas, comentarios y páginas)

Te habrás dado cuenta que una vez que instalas WordPress existe una entrada de muestra dirigida a novatos. Es la titulada “hola mundo”, que está asignada a la categoría “sin-categoría” y que te muestra dónde y cómo debes editar un post.

También tenemos presente la páginaSobre”. Del mismo modo que la entrada por defecto, esta página solo tiene por propósito servir de ejemplo de cómo editar una página en WordPress.

Igualmente, la instalación incorpora un comentario por defecto en la entrada “hola mundo”.

Borra estos contenidos.

Además de no aportar ningún tipo de valor, pueden dar algún problema si modificas los enlaces permanentes o deslucir el diseño de tu web si tienes una página tipo landing y no controlas estos accesos (mira este ejemplo).

Borra el plugin Hello Dolly.

Desde hace más de una década, el plugin de Hello Dolly viene preinstalado y acompañado de una descripción que no explica absolutamente nada de su funcionamiento ni de para qué vale.

Si lo activas lo que verás es una estrofa de una canción de Louis Armstrong.

Y no hace nada más.

Bórralo, no lo necesitas y ocupa un espacio necesario para otras muchas cosas de tu web.

Ajustes iniciales de WordPress borrar plugins

Conclusión.

Como puedes ver, los primeros pasos en WordPress no son difíciles.

Haz una checklist con ellos y aplícalos de manera mecánica siempre.

Te ahorrarás tiempo y problemas en el futuro, sobre todo si después de un año publicando contenido se te da por hacer cambios profundos en la configuración de tu web.

Y tú, ¿haces más cambios? Los ajustes iniciales siempre son los más importantes.

Nos leemos en los comentarios 😊

Comparte :)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

¡Esto es para ti!